As achegas das científicas galegas poderán verse unha web.

La Unidade de Muller e Ciencia, la primera autonómica, propiciará foros y redes de investigadoras.

Por ahora ya da cuenta de ochenta grupos de liderazgo femenino.

La invisibilidad que sufre la mujer en cualquier ámbito laboral no es una excepción en la ciencia. Hace poco más de un año, la Xunta se convirtió en la primera Administración autonómica en dotarse de un unidad para combatir esa realidad, pr0mover la incorporación de más mujeres a la investigación y el desarrollo (I+D) y dotarse de instrumentos para paliar cualquier discriminación sexista en este mundo. Desde ayer, esa herrramienta, la Unidade de Muller e Ciencia (UMC), tiene un apoyo más para trabajar en esa dirección, la web http://www.mullereciencia.org/.

“Hai que cambiar esa imaxe tan masculina que temos da ciencia e da tecnoloxía e en parte é o que este portal pretende”, explicaba ayer en la presentación de la web la secretaria xeral de Igualdade, Carme Adán. El portal recogerá datos segregados por sexo e indicadores de las desigualdades, los propios estudios de la UMC y otros sobre género; propiciará el nacimiento de foros y redes de científicas y tratará de servir de canal de comunicación entre la investigación y la industria, además de informar sobre convocatorias diversas de I+D.

El portal ha sido creado con un presupuesto de 20.880 euros y cuenta ya con diversos recursos, aunque buena parte de los contenidos se irán volcando de ahora en adelante. Hay ya, con todo, una relación de directoras de grupos, desde biólogas y físicas a economistas, filólogas o juristas, hasta sumar 80.

Para contar con la fotografía completa de los equipos liderados por mujeres habrá que esperar al catálogo gallego de grupos de investigación, en el que trabaja la Dirección Xeral de I+D+i de la Consellería de Innovación.

Medidas de acción positiva

Desde este último departamento -que junto a la Vicepresidencia da Igualdade y Educación forma parte de la UMC- las políticas de igualdad también se han convertido en un contenido transversal de todo el Plan Galego de I+D+i. Algunas son tan sencillas, pero no contempladas hasta hace poco, como no contar el tiempo de parón en la actividad investigadora por ser madre cuando hay un tiempo máximo establecido, por ejemplo, entre la fecha de finalización de estudios y el momento en el que se aspira a un contrato.

Otra en la que se empiezan a apreciar buenos síntomas es la de puntuar a mayores que un proyecto de investigación sea liderado por una mujer. “O primeiro que miramos é a calidade. Unha vez garantizada, valórase que sexa bo para Galicia, e se ademais diso está liderado por unha muller leva máis puntuación “, explica el director xeral de I+D+i, Salustiano Mato. La medida, subraya, está propiciando que mujeres que llevaban años compartiendo en realidad liderazgo con sus compañeros varones logren el reconocimiento oficial, y visible, de esa labor.

Fonte: El Correo Gallego (18/04/2008).



Esta entrada foi publicada en Sen categorizar. Garda o enlace permanente.

Deixa unha resposta